En mi  vida escribí tantos versos de amor.

Que si las miradas, los gestos, lo profundo de tu mar en mis brazos...

 

O las sonrisas y los besos.

 

Incluso el latido suave de tu desnudez altanera.

 

Antes mis versos eran tristes, y retornan con mis lánguidas tristezas.

 

Nunca volveré a conocerte. Escapar sería morir de pie y arrodillado, víctima de resplandores, como dice o no la canción .

 

Pondré de testigo mi cuerpo y mi vida ante el juicio inhumano que me espera.

Quiero morir con mi alma...

 

Porque la vendí cara entre las noches de tus sueños.

 

Soy un muñeco de terciopelo oscuro.

Tus manos manejan mi pecho.

Tu cara alimenta mis entrañas.

Tu presencia es de una diosa, ateo de mi,  única religión que quiero

Comentarios  Ir a formulario

mestizo

gravatar.comAutor: eudy

de quien te copias,no me trago ke de esa mente tan retorcida salgan cosas tan chulas no me lo trago

Fecha: 03/04/2008 17:04.


gravatar.comAutor: Mestizo

Mente retorcida?? De las mentes más retorcidas salen las cosas más chulas.

Salud y anormalidad mundial¡¡¡

Fecha: 03/04/2008 18:04.


gravatar.comAutor: anonimo

Qué bonito. Es de los poemas que más me gustan.

Fecha: 01/07/2011 01:13.


gravatar.comAutor: Mestizo

a mi también..

Fecha: 01/07/2011 09:46.


Añadir un comentario



No será mostrado.