Publicado en su columna de la semana pasada en La Comarca. 

           SINMUGA es el nombre que recibió el I Encuentro Intercultural de la Tierra Baja, que organizó el pasado fin de semana la Comarca del Bajo Aragón en Valdealgorfa. SINMUGA es una de esas apuestas por las que vale la pena trabajar. En estos tiempos en los que nos ha sido impuesta la frontera de la comarcalización, es bueno que existan iniciativas que trasciendan a los corsés administrativos.

            Me creo y me quiero seguir creyendo que el arte y la cultura ni entienden, ni entenderán de estas fronteras. En Valdealgorfa convivieron escritores, investigadores, estudiantes, músicos, poetas y artistas. En definitiva, allí se dio cita la cultura en un encuentro que se elevó por encima de la mediocridad política que padecemos en estos tiempos por algunas de nuestras comarcas. Bien es cierto que entre tanta mediocridad, siempre se pueden disfrutar de algunos "brotes verdes" que diría aquel. SINMUGA es uno de ellos, por eso es de ley felicitar a su responsable político, Fernando Zorrilla, al igual que a dos brillantes profesionales como son Víctor Guiu y Daniel Millera, que volcados en el proyecto, son los artífices de su éxito. Se cumple el axioma de que los gestores capaces suelen estar acompañados de técnicos muy eficientes.

            En Valdealgorfa se pudieron comprar libros, escuchar recitales, conferencias, disfrutar con Joaquín Carbonell, Julián Casanova o Antón Castro, entre otras muchas propuestas. Hubo tiempo para crear, para innovar y para la reflexión compartida, para buscar puntos de encuentro, esos lugares comunes en los que la cultura crece y se desarrolla sin fronteras.

           SINMUGA fue una excusa genial para el debate, para el encuentro y para la creación, y allí estuvo quien quiso estar. En las ausencias, más que en las presencias, se resume el éxito de una propuesta de estas características. Como diría mi hermano el Mestizo, "Gracias a los que han venido, a los que no han podido venir, y a los que nunca vendrán". A esos últimos que llevan la MUGA adentro, la cultura y sus gentes les repelen, y por fortuna en Valdealgorfa quedó muy claro, que ni la cultura, ni sus gentes, les necesitan

http://entaltoaragon.blogia.com

Comentarios  Ir a formulario

mestizo

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.