20091130143411-incunable.hijar.jpg

Híjar y su Judería está representada estas próximas semanas en una interesante exposición que se celebra en la BNE.  Después de años trabajando e intentando de una u otra manera revitalizar la Judería, que se conozca y, sobre todo, que se incluya y redacte un Plan Gestor de la misma para intentar que sea motor cultural y de desarrollo siempre se agradecen noticias como esta.

 

Todos los partidos de nuestro pueblo incluyen su rehabilitación y gestión como un punto importante en sus programas electorales. Más importante sería que esas palabras se convirtieran en realidad y nos pusiéramos manos a la obra. Le pelota ya está en el tejado de quien tiene que estar. Sólo falta voluntad. Los medios, ya llegarán. Incluso los enteros, aprovechando la gente y los contactos que tantos hijaranos hemos hecho y que  nunca se llegan a ver reflejados en un proyecto serio.


El tiempo se nos acaba, supongo. Y aún así muchos desconocen que si esa época histórica, la de la imprenta judía de Híjar, es sin duda la más importante de su historia, pues gracias a la misma había publicaciones de Híjar en toda Europa (¡en el siglo XV!). Por descontado, contar con una Sinagoga Medieval debería de ser lo suficientemente importante para que el AYuntamiento, la Comarca y el Gobierno de Aragón supieran lo que hacer. Porque, otra cosa no, pero se les ha dicho, saben lo que deben hacer y saben con quién pueden y con quién no pueden contar.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

http://www.bne.es/es/NavegacionRecursiva/Cabecera/noticias/noticias2009/TesorosBNE.html

 

Del 26 de noviembre de 2009 al 21 de febrero de 2010. Martes a sábado de 10:00 a 21:00 h., domingos de 10:00 a 14:00 h. Entrada libre (último pase 30 minutos antes del cierre)

Noticias 2009

25/11/2009

La Biblioteca Nacional muestra sus últimas adquisiciones patrimoniales


 

Un incunable impreso en caracteres hebreos en Híjar (Teruel), una baraja realizada en Toledo en 1584, una pequeña agenda con las anotaciones de Edgar Neville, un portulano manuscrito de 1570, el retrato de Erasmo de Rotterdam realizado por Durero, las cartas de amor escritas por Juan Rulfo a Liliana… son algunas de las valiosas piezas que, en los últimos cinco años, ha adquirido la Biblioteca Nacional de España. De todas las épocas y en todos los formatos: hay también discos perforados, rollos de pianola, cilindros, y todo el material englobado con la denominación de ephemera: etiquetas de productos, teatros de papel, carteles de propaganda… El manuscrito autógrafo del poema Crucifixión de Federico García Lorca, perteneciente a Poeta en Nueva York, no se había podido incluir en las primeras ediciones de ese poemario por encontrarse desaparecido, pero por fin ha sido felizmente recuperado.


La BNE quiere con esta muestra rendir homenaje al que durante estos cinco años fuera su leal y entusiasta presidente del Real Patronato, Francisco Ayala, recientemente fallecido, de quien se expone una tarjeta postal escrita en 1926 que nos adentra en la generación a la que perteneció y nos acerca a los apuntes y dibujos de Rafael Alberti.


Son frecuentes las exposiciones que la BNE realiza para difundir sus colecciones, pero en esta ocasión, y solo a través de una pequeña selección de entre las más de 2.500 piezas que se han adquirido en estos cinco años, se pretende un recorrido por el incremento de las colecciones. El ingreso de estas piezas emblemáticas para la cultura española garantiza no sólo su conservación y preservación, sino sobre todo su puesta a disposición para los lectores que se acercan a ellas. La BNE trabaja con el criterio de la trasparencia y con el objetivo de revertir en la sociedad unos recursos públicos cuyo valor excede el meramente económico para convertirlo en un valor social y cultural de primer orden para el patrimonio español.
 

 

 

 

Comentarios  Ir a formulario

mestizo

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.