Todavía colea la última de las retiradas españolas en el “Frente del Rodeno”. Por lo visto, en un despliegue sin precedentes en este conflicto una brigada de caballería ha atacado por sorpresa en la zona de los Pinares del Rodeno. Este repliegue continuó hasta que uno de los carros de combate mató por error a dos terneros que pacían plácidamente por los montes. El orgulloso ganadero, cabreao como no se había visto antes ha lanzado un ataque frontal al grito de: “Carnuzos. Sinvergüenzas. Pero será posible ser tan torpe y tan zoquete. Aibar deai. Aibar deai.”

 

En otra zona de la sierra, el enterrador de Monterde, que estaba superilusionado con la Guerra y había hecho “importantes inversiones” para el desarrollo del negocio, mostraba públicamente su indignación ante tal número de bajas (por escaso): “uno no le desea mal a nadie, pero lo que quiere es faena, y a mí me prometieron otra cosa estos del Gobierno”.

 

El Estado de Albarracín reclama algún Tour de Francia (de los que le han quitao al Amstrong) para alguno de sus cicloturistas. “Un estado no es un estado cojonudo hasta que gana un Tour de Francia”, ha dicho el Ministro de Deportes

 

Última hora:

Se ha procedido a la expulsión del país de Albarracín de algunos corresponsales extranjeros. Por lo visto pretendían cobrar e informar según los anuncios y aportaciones que el Gobierno de la Sierra hiciese.

 

Un pastor que les despedía les increpó: “Paice que hace fresco”.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.