20121022130734-007-fiestas.jpg

Parece que Albarracín va en serio también con sus reclamaciones con respecto a su “patrimonio expoliado”. Según fuentes de la DG de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Albarracín va a solicitar su ingreso en la ONU y en sus entidades adscritas, sobre todo la UNESCO. Consideran que es un deber del estado español devolver las piezas expuestas en el Museo de Teruel a su legítimo propietario, el estado de Albarracín. Consideran un ultraje histórico la exposición de piezas de la importancia del cornetín de pregonero de Frías o la colección de arte del Museo Diocesano de la capital.

 

Y refiriéndonos a la diócesis, el obispo por fin ha tenido la delicadeza de comunicarse con sus feligreses en estos términos (fuente: departamento de comunicación Diócesis de Albarracín-Teruel): “Estamos hablando con el Vicario de Cristo en la Tierra y parece ser que ha comenzado las gestiones con Dios. Rogamos a los feligreses desistan de su amenaza de islamizarse y judaizarse bajo pena de excomunión.” Horas después suavizaba su mensaje en una comida con periodistas: “No, si a mi en el fondo me molaría ser cardenal o  algo gordo por el estado de Albarracín. Que a nadie le amarga un dulce”.

 

La Sociedad de Pesca ha solicitado, junto al Ministro de Deportes, la admisión en el COI.  Así como la inclusión de la Pesca Deportiva en el programa olímpico de las próximas olimpiadas. El presidente de la Sociedad está seguro de que “Albarracín puede hacer un papelón, aspirando incluso a medallas en el río de Janeiro”. Y no es la típica bravuconada de pescador (o eso creen)

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.