20110725115959-es-ciclismo.jpg

Al forofete que basa su gusto por el ciclismo en cuatro o cinco momentos de alta montaña del Tour hay que aguantarle bastantes impertinencias. Que si mal, que si fíjate, que si Contador, que si...

El Tour de este año, como casi siempre, ha vuelto a ser espectacular. Espectacular por la mítica, por los ataques, por los "no ataques", por el aguante, por el tesón, por la lucha, por el amarillo, por las caídas, por la lluvia... Ha vuelto a ser un verano Tour, intenso. Y además, de todo esto, como que me ha salido un libro de poemas, qué cojones.

Evans por fín se lleva un título que ha buscado muchos años y que, por su extraña forma de correr (el más listo del pelotón) nunca llegaba. A los hermanos les ha faltado ese riesgo que no quisieron asumir en los Pirineos. Pero para la historia quedará la cabalgada de Andy, mayúsculo, en los Alpes que festejaban el Galibier.

Contador, en la derrota, ha demostrado que es el número uno, un crack, y que ya está pasando a ser uno de los mejores de la historia, mal que les pese a muchos.

Ver a Samu en el podium vestido a topos rojos fue para emocionarse. Una vez más se conquista ese maillot que, pese a los puntos, casi siempre es nuestro por el espectáculo montañero de los equipos españoles.

Y por supuesto que allí faltaba el gran J.J. Rojas. Porque él es el verdadero triunfador del Maillot Verde. Otra cosa que haya reglas estúpidas que permitan que un ciclista que llegue fuera de control se lleve un maillot mientras que otro que hizo lo posible y lo indecible para aguantar se tenga que conformar con el segundo puesto. Bravo Rojas, el triunfo es tuyo.

Esa mala costumbre tan española (de las vascongadas a Melilla, de Mahon a Zamora) de subir y bajar los mitos sin analizar los grandes retos, sufrimientos y grandiosidad que nos dan imágenes como las del Tour de este año seguirá siempre con nosotros.

Da igual, forofadas aparte, el Tour es y será. Mal que nos pese.

 

 

Foto: Esciclismo

Comentarios  Ir a formulario

mestizo

gravatar.comAutor: manoloelpito

Siempre he creído en la épica del deporte y las jornadas de ciclismo en los Alpes no han hecho sino confirmarlo. Al margen de chutes o no chutes, los ciclistas son verdaderos gladiadores del deporte.

Fecha: 25/07/2011 18:01.


gravatar.comAutor: Mestizo

y mañana nos toca a nosotros dar la mano a la épica por el monte de Híjar, jeje.

Fecha: 25/07/2011 20:15.


gravatar.comAutor: anonimo

Ahora entiendo.

Fecha: 26/07/2011 08:17.


Añadir un comentario



No será mostrado.